Descubre la Casa Fuster, reconvertida en un hotel de lujo

Descubre la Casa Fuster, reconvertida en un hotel de lujo

casa-fuster-pdg-portada

Hay que llegar hasta el final del Passeig de Gràcia, concretamente hasta los Jardinets de Gràcia, para localizar la Casa Fuster, otro inmueble más de este icónico paseo barcelonés que conquista a simple vista. Como el resto de sus vecinos, la Casa Fuster es de estilo modernista. Tras unos años actuando de vivienda de personalidades destacadas, como la familia Fuster-Fabra y, posteriormente, el poeta Salvador Espriu, en 2004 fue reconvertido en un hotel de lujo. Conozcamos algo más de la interesante historia de este edificio.

La Casa Fuster fue concebida por el arquitecto Lluís Domènech i Montaner, uno de los máximos exponentes de la arquitectura modernista catalana. De su autoría son también el Palau de la Música Catalana, el Recinto Modernista de Sant Pau, o la Casa Lleó i Morera, todos ellos ubicados en Barcelona. Se construyó entre 1908 y 1911 por encargo del pintor e industrial mallorquín Mariano Fuster.

casa-fuster-pdg-01

En el inmueble destaca la utilización del mármol blanco para la fachada, aunque también de otros materiales exclusivos como la pizarra. Se proyectó, en realidad, como un regalo de Fuster para su esposa Consol Fabra y Puig, de ahí que en una de las fachadas laterales figuren las iniciales C.F., en clara referencia a la afortunada propietaria.

Quien conoce la obra de Domènech i Montaner es posible que identifique en la Casa Fuster elementos comunes con el resto de sus creaciones, como es el caso de la ornamentación floral o las ventanas con arco trilobulado. El ático tiene un aire afrancesado que encaja a la perfección en el conjunto, mientras que en la planta baja se sitúa el histórico Café Vienés.

casa-fuster-pdg-02

El Café Vienés fue lugar de reunión de intelectuales de la época, como Salvador Espriu, a quien, por cierto, está dedicado el parque situado en las inmediaciones de la Casa Fuster. Permaneció abierto durante varias décadas hasta que echó el cierre. Por suerte, hace unos años esta mítica cafetería entregada a las tertulias reabrió sus puertas tras una profunda rehabilitación, como parte del Hotel Casa Fuster, por lo que la esencia de aquel espacio tan célebre sigue intacta. Hoy en día, los comensales pueden disfrutar de una amplia selección de cafés, tés y cócteles al abrigo de las notas de un piano.

Desde 2004, como se señaló anteriormente, el Hotel Casa Fuster ocupa este edificio modernista que pone fin al Passeig de Gràcia y al barrio del Eixample. En su momento, de hecho, la Casa Fuster llegó a considerarse el inmueble más caro de Barcelona, sobre todo por la exquisitez y alta calidad de los materiales empleados en su construcción.

casa-fuster-pdg-03

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continúa navegando, acepta su uso conforme a lo indicado en la Política Privacidad y Cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.