Casa Pascual i Pons: un tesoro de estilo neogótico en Bracelona

Casa Pascual i Pons: un tesoro de estilo neogótico en Bracelona

casa-pascual-i-pons-pdg_portada

La Casa Pascual i Pons son, en realidad, dos edificios pertenecientes a las familias homónimas. Se construyeron entre los años 1890 y 1891 y llaman la atención por su fachada de estilo neogótico. Se trata de uno de los inmuebles imprescindibles en la ruta del modernismo del Passeig de Gràcia. En la actualidad, el propietario es la compañía aseguradora Catalana Occidente.

El arquitecto catalán Enric Sagnier fue el encargado de dar vida a la emblemática Casa Pascual i Pons. Este edificio serviría de residencia a las familias de los burgueses Sebastià Pascual y Alexandre Pons. La idea era que ambas ocuparan los pisos principales y el resto de viviendas, algo más modestas, fueran alquiladas.

Situado en el número 2 del Passeig de Gràcia, este edificio ocupa también otro lado de la manzana de la ronda de Sant Pere. Su posición estratégica es indiscutible, justo enfrente de la Plaça de Catalunya. Una curiosidad de la Casa Pascual i Pons es que fue erigida donde solo unas décadas atrás estaba localizado el Teatro Novedades, demolido en el año 1884.

En la fachada, lo primero que salta a la vista son las dos torres, una en cada esquina. Mientras una es de diseño semicircular, la otra es de carácter poligonal. Estos elementos agregan cierto aire palaciego a este inmueble construido en estilo neogótico.

En el piso principal sobresale  una barandilla de piedra que se combina con diferentes motivos ornamentales. Por su parte, las ventanas de arco apuntado rematan la estética del inmueble.

casa-pascual-i-pons-pdg-01

Una vez en el interior, un elegante vestíbulo da la bienvenida al visitante. Una escalera de mármol de aspecto señorial conduce al piso principal, a la denominada “planta noble”, donde residían las dos familias. A pesar de la profunda restauración que experimentó este inmueble en 1984, todavía hay diferentes elementos originales que se conservan. Por ejemplo, las chimeneas de madera, y también las vidrieras.

La planta baja de la Casa Pascual i Pons acogió en toda su existencia varios establecimientos, algunos con más éxito que otros. Uno de los más populares fue Vaquería Pons, un local de enorme afluencia dedicado a la comercialización de todo tipo de productos lácteos. También se instaló allí la Sastrería y Camisería Comas y Cía, una tienda de ropa masculina que gozaba de gran prestigio en la Barcelona de aquella época. Eso sí, sus artículos únicamente estaban a disposición de los más pudientes de la ciudad condal.

Tras el fallecimiento de los propietarios, la Casa Pascual i Pons fue pasando de unas manos a otras. Así hasta que el mencionado grupo asegurador adquirió el edificio, quien está llevando a cabo una reforma integral del mismo. Desde verano de 2020, el gigante tecnológico Apple ha instalado en este espacio su sede central en Barcelona, ocupando 6.000 m2 del total de 9.300 m2 que posee este inmueble histórico.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continúa navegando, acepta su uso conforme a lo indicado en la Política Privacidad y Cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.